Benedetti dijo:

“Es claro que lo mejor no es la caricia en sí misma sino su continuación.”

Anuncios